Almohadilla eléctrica XXL

Versátil, segura, cómoda y amplia manta eléctrica.

Referencia: 043003

La almohadilla eléctrica XXL aporta un tratamiento con calor de gran calidad y eficacia, garantizando suavidad, ergonomía, comodidad y máxima seguridad, gracias a sus materiales transpirables y a sus componentes electrónicos con sistema de seguridad. Ideal para personas con diversas dolencias, mejora la salud de quienes más lo necesitan en su propio domicilio.

  • Homologada por Öko-Tex Standard 100, se somete a un permanente control de calidad.
  • Al ser rectangular y tamaño XXL, es muy versátil, sirviendo para diversas partes del cuerpo y diversas complexiones físicas.
  • Funciona con un innovador pulsador LED que proporciona un rápido y preciso calentamiento a 6 niveles diferentes, también luminosos, para poder emplearlo en la oscuridad.
  • Se apaga automáticamente pasados los 90 minutos, por lo que no hay peligro si el usuario se queda dormido.
  • Consta de un sistema de seguridad que previene el sobrecalentamiento, desconectando la almohadilla en caso de error.
  • Su interruptor es extraíble, por lo que puede emplearse sin calor con comodidad y almacenarse fácilmente.
  • La fibra de felpa aporta un extra de suavidad y confort (tacto de peluche).
  • El algodón es especialmente transpirable, lo cual evita la sudoración.
  • La funda puede lavarse a máquina (30º max.), por lo que aumenta la durabilidad.

La almohadilla eléctrica XXL está especialmente diseñada para personas con dolencias y lesiones en diversos lugares del cuerpo, que necesiten calentar y relajar los músculos de ciertas zonas dañadas por la tensión excesiva o por otros motivos que causan molestia. Así, resulta imprescindible para personas que deben llevar a cabo un tratamiento por medio del calor en su propio domicilio, siempre guiado por un especialista. Al ser una almohadilla rectangular sin una forma anatómica en especial, puede servir para mejorar el descanso y aumentar el bienestar, aunque no exista ninguna dolencia en concreto. Es, además, muy funcional para personas de gran tamaño, o para quienes quieren cubrir varias zonas del cuerpo a modo de manta. Por otro lado, es un apoyo ideal gracias a su versatilidad y practicidad, ya que puede lavarse a máquina, doblarse, almacenarse y transportarse con facilidad en una bolsa de viaje.

La almohadilla eléctrica XXL responde a las exigencias de calidad y bienestar y a los estrictos requerimientos humanoecológicos establecidos por Öko-Tex Standard 100 en los productos de apoyo para el tratamiento por medio del calor, requisitos aprobados, a su vez, por el Instituto de Investigación de Hohenstein. A este sello de fiabilidad se le suma una funcionalidad excepcional, gracias a unos componentes electrónicos diseñados para aportar eficacia y seguridad. Con un interruptor con pulsadores LED y 6 niveles diferentes de temperatura, conmutadores luminosos para utilizarse en la oscuridad, se emplea fácilmente por el propio usuario, que regula la temperatura según sus necesidades. Este sistema aporta un rápido calentamiento gracias a sus 100V de potencia (se calienta en 10 minutos), y se apaga pasados los 90 minutos. La seguridad es aún mayor teniendo en cuenta su sistema de seguridad BSS formado por unos sensores que, en caso de error, desconectan la almohadilla eléctrica para evitar el sobrecalentamiento. A la hora de almacenarla o transportarla, o si se quiere usar sin calor, puede extraerse el interruptor fácilmente.

 

En cuanto a su forma, se trata de una almohadilla rectangular de gran tamaño que puede emplearse para cualquier zona del cuerpo, al no estar diseñada para el tratamiento de una zona específica. Su tacto es cómodo y agradable, ya que su funda está fabricada en fibra de felpa extrasuave. Además, se trata de una almohadilla transpirable, ya que la fibra de algodón evita que el usuario sude a raíz del calor, lo cual podría ocasionar incomodidad y riesgo para la piel. Consta, por otra parte, de un bonito estampado que hace de la almohadilla eléctrica un dispositivo ideal para su uso domiciliario, lejos de otros diseños hospitalarios propios de algunos productos de apoyo. Por último, si ya de por sí la almohadilla eléctrica está pensada para durar durante años, este factor aumenta gracias a que su funda es lavable a máquina, lo cual ofrece la comodidad necesaria en el domicilio.

Fiabilidad

Ha sido homologada por Öko-Tex Standard 100 y pasa por constantes controles de calidad.

Comodidad

Su versatilidad y su tacto extrasuave benefician el descanso del usuario.

Flexibilidad

Es un dispositivo reutilizable para uso de múltiples pacientes y en diversos escenarios y necesidades, aumentando la vida útil del producto.

Durabilidad

Fabricada en las mejores calidades, ha sido probada para mejorar la resistencia y durabilidad de los productos de apoyo para el tratamiento por medio del calor.

Adaptabilidad

Se puede usar para cualquier parte del cuerpo, ya que no está indicado para ninguna zona específica, y para diversas complexiones físicas.

Limpieza

Su funda puede ser lavada a máquina (max. 30º), lo cual aumenta la comodidad y durabilidad.

  • 1 Almohadilla eléctrica
  • 1 Funda (HK 125)
  • 1 Interruptor
  • 1 Instrucciones de uso
  • Medidas: aprox. 60cm x 40cm
  • Composición: fibra de felpa (funda y elemento térmico), fibra de algodón (cara inferior)
  • Niveles de temperatura: 6

  • Potencia en vatios: 100
  • Mecanismo de desconexión automática: después de aprox. 90 minutos
  • Garantía: 3 años
  • Limpieza: funda y elemento térmico lavable a máquina

               

Solicite más información

Si está interesado en este producto, contacte con nosotros. Le ofreceremos toda la información que necesite.