Sujeción inguinal: olvídate de las caídas y de las malas posturas

¿Buscas una sujeción alternativa para que tu padre deje se escurrirse de la silla de ruedas? ¿Temes que se caiga?

Cinturones, petos… existen muchos métodos de sujeción, pero ninguno le sirve a nuestro familiar. La movilidad reducida y el déficit de equilibrio, que suelen ir de la mano, pueden llevarnos por la calle de la amargura cada vez que salimos con nuestro padre a dar un paseo. Ni siquiera eso, ya nos preocupa que, al estar sentado en su butaca, vayamos a la cocina a por un café y nos encontremos a nuestro padre en el suelo cuando volvamos. Es cierto, basta un instante de descuido para que nuestro familiar sufra una caída. De hecho, nos parece que la mala suerte está buscando el momento preciso para aparecer y darnos un buen disgusto. Y demos las gracias si todo ha quedado en un susto, porque la verdad es que las consecuencias de una caída en una persona mayor pueden ser muy graves.

Caídas, el gran peligro de la silla de ruedas

El número de personas mayores que han sufrido alguna caída es muy elevado, pero también nos referimos a las caídas desde la silla de ruedas, que a pesar de ser más reducidas, también se suelen dar. De hecho, no hace falta que una persona se caiga de la silla de ruedas o de la butaca para sufrir lesiones causadas por el déficit postural. Este último hace que nuestro familiar se encorve o se escurra y adopte malas posturas, sufriendo contracturas y otras lesiones mucho más preocupantes. Como decíamos, los cuidadores debemos estar muy pendientes de nuestro familiar, pero no somos máquinas, y podemos sufrir un descuido que nos haga lamentarlo. Por ello, el mundo de las ayudas técnicas ofrece soluciones a esos pequeños momentos en los que la mala suerte se acumula.

Una sujeción que permite un ajuste individual

Puede que un cinturón no cubra nuestras necesidades, ni tampoco un peto, a pesar de tener un ajuste perineal, ya que nos parece innecesario y nuestro padre se suele agobiar con tanta sujeción. Así, una sujeción inguinal puede ser una buena opción si nuestro padre se escurre del asiento, por lo que evitaremos el peligro de caídas y de malas posturas de cintura para abajo. Se trata de una sujeción alternativa, poco visible y muy disimulada, para personas que se encuentren en un estado mental sano y se nieguen a llevar otras sujeciones más grandes. Además es muy cómoda, gracias a su suave acolchado, y se ajusta con un sistema de clip, a través de correas ajustables independientes para cada pierna. Este detalle, en efecto, permite un ajuste individual para cada una de ellas, dependiendo de las necesidades de cada persona.

Ayudas técnicas en Bizkaia: en Bilbao y Getxo

En Ayudatecnia, empresa de ayudas técnicas en Bilbao y Getxo (Bizkaia), te ofrecemos una amplia gama de dispositivos de sujeción y otros productos de apoyo necesarios para la vida diaria de personas con movilidad reducida y cuidadores. Llámanos y cuéntanos lo que necesitas, te ayudaremos a encontrarlo.

Ayudatecnia, en apoyo forma parte de la solución

    Solicite más información

    Si desea recibir más información, contacte con nosotros.

    Noticias Relacionadas