Muñequera de contención: cuando no queda otra que sujetar a nuestro familiar

¿A quién le gusta tener que contener a su familiar? Si no queda otra, ¿no será mejor que, al menos, el dispositivo de contención sea poco agresivo?

Uno de los momentos más difíciles cuando tenemos un familiar dependiente es cuando no nos queda otra que emplear dispositivos de contención para prevenir autolesiones y otras consecuencias derivadas de la falta de control de sus acciones. A raíz de muchas enfermedades, estas situaciones se repiten en las familias una y otra vez. En muchos casos, son las residencias geriátricas las que se encargan de manejar la situación, pero cuando cuidamos de nuestro familiar en casa, tenemos que realizar algunas tareas que no son plato de buen gusto para nadie. A nadie le gusta ver a un ser querido “atado”, porque no puede controlar sus movimientos y corre un grave peligro de lesiones con respecto a sí mismo y a las personas que le cuidan. ¿Cuáles son las situaciones más comunes? ¿Cómo podemos solventar este problema?

Cuando las necesidades apremian: riesgos producidos por acciones inconscientes

Puede que tengamos un familiar con Alzheimer en estado avanzado, que suele sufrir episodios de agresividad, tanto consigo mismo como con los demás, y no nos queda otra que utilizar dispositivos de contención para controlarlo. Puede que nuestro familiar esté recién operado y que, por las noches, corre el riesgo de tocarse la herida y saltarse los puntos. En este caso, la necesidad de dispositivos de contención será momentánea. Pero no siempre es así: puede que nuestro familiar tienda a realizar movimientos continuados y sufra escaras por fricción en su piel. Situaciones como éstas hacen que podamos solucionar nuestros problemas de una forma menos agresiva que lo que nos pueden ofrecer los productos típicos como cinturones para cama o para silla de ruedas con cierres muy preparados y diseños hospitalarios. En Ayudatecnia, ¿qué solución te ofrecemos?

Muñequera de contención Salvacel: suave, cómoda y visualmente agradable

Si necesitas unas muñequeras para contener los brazos de un familiar, la muñequera con cierre textil autoadherente Salvacel puede solucionar tus problemas. Se trata de una muñequera suave al tacto, acolchada y con materiales de óptima calidad, pensados para que el sudor transpire sin problema y para que no se produzcan irritaciones o escaras por fricción o por presión. Además, ya que la apariencia es importante en el mundo de las ayudas técnicas por las consecuencias psicológicas que puedan causar, la muñequera Salvacel está diseñada con un tejido suave de color azul, y se cierra con velcro, a diferencia de otros cierres más agresivos. En cuanto a sus cintas, se atan mediante una lazada, que permite que podamos soltar y atar la muñequera fácil y rápidamente.

Ayudas técnicas en Bizkaia: en Bilbao y Getxo

En Ayudatecnia, empresa de ayudas técnicas en Bilbao y Getxo (Bizkaia), conocemos las complicaciones que surgen en situaciones de dependencia y de asistencia domiciliaria, ya que trabajamos en el sector geriátrico y ortopédico. Conoce nuestros productos de apoyo, dedicados a facilitar el día a día de los cuidadores, a cuidar su salud física y psíquica, y también a aumentar la autonomía de las personas con problemas de movilidad.

Ayudatecnia, el apoyo forma parte de la solución

    Solicite más información

    Si desea recibir más información, contacte con nosotros.

    Noticias Relacionadas