Grúas domiciliarias: necesarias para cuidar del cuidador

¿Es realmente necesaria una grúa domiciliaria cuando no podemos levantar a nuestro familiar?

Todo cuidador que haya tenido que cuidar de un familiar encamado, con escasa o nula movilidad, conoce el esfuerzo que se debe realizar para llevar a cabo la asistencia domiciliaria, para la cual es imprescindible realizar las tareas de transferencia (de la cama a la silla de ruedas, de la silla de ruedas a la silla de ducha, etc.). No solo eso, sino que todo aquel que haya tenido que cuidar de un familiar con un peso considerable, ha podido comprobar las consecuencias que a la larga tiene el trabajo del cuidador. Evidentemente, si nuestro familiar tiene problemas de movilidad, necesitamos ayudas técnicas que faciliten nuestro día a día, e incluso una grúa domiciliaria que nos evite tener que realizar esfuerzos innecesarios para levantar y mover a nuestro familiar o paciente.

Evitar lesiones por sobresfuerzo y caídas del paciente

Pero no solo nos ahorraríamos días de esfuerzo que acaban con nosotros, sino que, como decíamos, evitaríamos lesiones por sobresfuerzo que podrían afectar gravemente a nuestra salud. Son muchos los cuidadores que acaban sufriendo las consecuencias del cuidado de tal manera que tardan años en recuperarse, sufriendo, en ocasiones, daños irreparables. Es más, algunos de ellos no se dan cuenta del sobresfuerzo que realizan hasta que paran por un tiempo, y es entonces cuando les vienen todos los males de golpe. Pero además de evitar estas lesiones tan comunes, las grúas domiciliarias nos permiten evitar las típicas caídas del paciente por las que muchos cuidadores nos sentimos culpables. Las grúas domiciliarias, en efecto, también protegen al paciente, ya que su seguridad y comodidad ofrecen una garantía imprescindible en el ámbito de la asistencia domiciliaria.

Una grúa domiciliaria adaptada al domicilio

En este caso, queremos hacer hincapié en la grúa domiciliaria Hop E-150, una grúa diseñada, especialmente, para su empleo en el domicilio. ¿Y qué tiene de especial esta grúa? Que es muy fácil de manejar y de maniobrar con ella, que podemos girar y meter sus patas debajo de los muebles gracias a su reducido tamaño, y que no por ello resulta menos resistente. Es cierto, podemos pensar que por ello es una grúa más endeble o que soporta menos peso de carga, pero no es así: de hecho, esta grúa domiciliaria soporta hasta los 150kg de peso del paciente. Gracias a su motor Linak y a otros mecanismos eléctricos y mecánicos de óptimas calidades, podemos ofrecer una de las grúas más eficaces y demandadas del mercado.

Ayudas técnicas en Bizkaia: en Bilbao y Getxo

En Ayudatecnia, empresa de ayudas técnicas en Bilbao y Getxo (Bizkaia), ofrecemos una gran variedad de productos de apoyo dirigidos a mejorar el día a día de personas con movilidad reducida u otras dependencias. También ofrecemos un asesoramiento personalizado a nuestros clientes, tanto antes como después de la compra o el alquiler de ayudas técnicas. Llámanos o ven a visitarnos a nuestra oficina, en Algorta.

Ayudatecnia, el apoyo forma parte de la solución

    Solicite más información

    Si desea recibir más información, contacte con nosotros.

    Noticias Relacionadas